Testimonio sobre el encuentro de Jóvenes Adultos CVX-E de la Comunidad Arrupe

Un grupo de 10 personas de CVX-CPA hemos participado, junto con otras personas de toda España a lo largo del fin de semana del 18 al 20 de noviembre, en el encuentro de misión joven celebrado en Majadahonda. Para nosotros ha sido una oportunidad el poder vivir esta experiencia en la que hemos podido descubrir cómo viven otros jóvenes de la CVX, descubrir que compartimos, que nos unen anhelos, deseos preocupaciones e ilusiones. Después de esta experiencia nos sentimos más que nunca parte de una comunidad sin barreras, una comunidad universal, en la que Dios está en el centro.
 
A lo largo de este fin de semana hemos ido descubriendo y revisando nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con Dios. También hemos repasado nuestros talentos, nuestras misiones, la misión comunitaria a través de diferentes talleres y testimonios. Hemos vivido momentos de búsqueda, de preguntas y de compartir, todo ello en clave de oración y camino junto a Cristo.
 
Hemos podido ir comprobando que nuestras dudas personales son debidas a un querer saber más, propias de la edad y comunes en todos nosotros: saber más de nuestra sociedad, de nuestra comunidad, de nuestra relación con Dios.
 
Mediante los diferentes talleres hemos podido cargarnos de herramientas para vivir, tomar decisiones, trabajar en los grupos… Todo ello lo estamos deseando compartir con cada uno de los grupos a los que pertenecemos, ir dando de lo recibido.
 
A través de oraciones, también pudimos ver que la mejor forma que hay para vivir nuestras misiones es dándolo todo. Hay veces que esto puede darnos pereza, o ponemos la excusa de la falta de tiempo. ¿La forma de vencer dichas excusas o perezas? ¡El enamoramiento!
 
En esta vida no se puede vivir de inercia, Ignacio no pudo y nosotros tenemos que dedicar tiempos de calidad para poder ver si lo que estamos haciendo forma parte de  nuestra misión. A lo largo de todo el encuentro, hemos visto la importancia de la oración, el acompañamiento y sobre todo del examen ignaciano diario, el ir pasando por el corazón lo vivido.
 
Ha sido un encuentro organizado con mucho cuidado y cariño, que nos ha permitido, entre otras muchas cosas, ver que CVX se preocupa por nosotros y nos apoya, por lo cual siento gratitud. Nos ha ayudado mucho a conocer, crecer y profundizar más en CVX, especialmente sobre el concepto de compartir vida y de comunidad universal, y nos hemos podido sentir comunidad y a Dios en cada uno de los momentos.
 
 
¡Qué sigamos Juntos en Tu búsqueda!
 
Comunidad CVX Padre Arrupe de Madrid

Comentarios