13 noviembre 2016

Mariano Pérez de Ayala, nombrado presidente de Cáritas Regional de Andalucía

Mariano Pérez de Ayala Conradi, nacido en Sevilla en 1956, es licenciado en Derecho y máster en Doctrina Social de la Iglesia. En la actualidad ejerce como secretario del Patronato de la Universidad Loyola Andalucía, de cuyo Departamento de Humanidades y Filosofía es profesor. También es profesor de Doctrina Social de la Iglesia en el Instituto de Ciencias Religiosas de Sevilla. Pertenece a CVX Sevilla.
 
La CXXXXV reunión conjunta de los Obispos del Sur de España ha nombrado a Mariano Pérez de Ayala nuevo presidente de Cáritas Regional de Andalucía. El nuevo responsable de la institución regional, que compatibilizará la nueva responsabilidad con la dirección de Cáritas Diocesana de Sevilla, sucede en el cargo al malagueño Anselmo Ruiz Palomo, que durante los últimos años ha impulsado una fructífera labor de desarrollo organizativo al frente de la misma.
 
Ansemo Ruiz no abandona, sin embargo, las responsabilidades directivas de Cáritas Andalucía, en la que proseguirá como vocal por designación episcopal, en sustitución de Francisco Ortiz. La nueva directiva de Cáritas Regional se completa con el nombramiento como vicepresidente del jiennense Rafael López-Sidro Jiménez.
 
En la reunión, Cáritas Regional de Andalucía ha presentado a los obispos su cuenta de resultados del año 2015. La regional de Cáritas está formada por la agrupación de las Cáritas de las diócesis andaluzas y tiene por objeto la misión evangelizadora de la Iglesia mediante la acción socio-caritativa, en el ámbito de la comunidad andaluza. También promueve y coordina la comunicación cristiana de bienes espirituales y materiales para ayudar a la promoción religiosa del hombre y a su desarrollo integral, según los principios cristianos de trascendencia y solidaridad.
 
Labor asistencial
 
Los recursos de las Cáritas de las diócesis andaluzas son invertidos en programas de acogida y asistencia, personas sin hogar, mayores que necesitan atención, inmigrantes, desempleados, etc. También en otros programas relacionados con la mujer, la infancia, las familias, los discapacitados o la cooperación internacional en situaciones de emergencia. En este sentido, los obispos han querido reconocer y agradecer, de manera especial, la ayuda que, en los últimos años, se viene prestando desde Cáritas a familias que se han visto afectadas por la crisis económica, al faltarles el empleo, o tener dificultades para mantener la vivienda, en la compra de alimentos y el pago de servicios básicos.
 
Asimismo, la Asamblea ha decidido que las diócesis andaluzas hagan un donativo, a través de Cáritas Regional, para ayudar en la emergencia que sufre Haití, tras el paso del huracán Matthew, el pasado 4 de octubre, que provocó la muerte de cientos de personas y cuantiosos daños materiales.