#LosMartesVerdes

Desde Valladolid os proponemos una iniciativa que hemos empezado este año. Pero con la idea de que pueda aprovecharse donde parezca posible e interesante. Se trata de vincular el martes a la concienciación y aprendizaje ecológico. La preocupación por el cuidado de la casa común es, a estas alturas, un elemento central de la actitud cristiana. La encíclica del Papa Francisco (Laudato Sii) nos invita a profundizar en ello, y a comprenderlo desde lo profundo, en la vinculación que tiene con la relación entre las personas, la justicia, la lucha contra la pobreza y el cuidado de la creación.
 
¿De qué se trata los martes verdes? El punto de partida es el vestirse de verde. Puede parecer una pequeñez, o una simpleza. Pero es, sobre todo, un recordatorio. Un recordatorio de que, al menos ese día, el martes, intentaremos tener actitudes más responsables (consumos, hábitos, formación). Dichas actitudes y gestos pueden ir siendo compartidos, y se pueden hacer en comunidades, centros educativos, familias… ¿Para qué? ¿Para lavar las conciencias? ¿Para decirnos que qué bien que hacemos esto un día? No. Para empezar. Porque el martes es solo un punto de partida. Para recordarnos que es posible. Y que si es posible un día, ¿por qué no va a serlo los siete?
 
Tres pilares pueden alentar nuestro compromiso:
 
El consumo. En una sociedad como la nuestra, aprender a consumir de una manera sostenible, valorar la austeridad, y perseguir que la producción sea limpia y no contaminante es una tarea titánica, que solo podrá hacerse con la sensiblidad y disposición conjunta de muchos millones de personas.
 
La formación. Para muchas personas la ecología se reduce a versiones superficiales o actitudes externas. Pero es, en realidad, una manera de entender las relaciones humanas y sociales. De ahí el buscar aprender, ofrecer cursos, talleres de lectura de Laudato Sii, guías de trabajo, conferencias, y otras iniciativas que irán surgiendo. Para comprender todo lo que está en juego al mismo tiempo.
 
La espiritualidad. La creación nos abre a Dios de una manera concreta. Por eso cabe ofrecer retiros, ejercicios, momentos de oración y celebración en los que la conciencia de la creación (herida pero tan llena de posibilidades) pueda ser el hilo conductor.
 
Para nosotros está siendo, en Valladolid, un proyecto que se ha acogido con entusiasmo en todas las instituciones, y que también nos ayuda a sentirnos comunidad apostólica. Desde las comunidades a los distintos grupos. CVX, colegios, Colegio Mayor, Inea… Contamos con el impulso enorme de ComeSano ComeJusto, que es una cooperativa ecológica de carácter social en la que muchos estamos implicados. Un día propondremos formas en las que se puede aprovechar desde otros lugares. Hoy celebramos la Oktoberfest en versión ecológica. El próximo 19 de noviembre dedicaremos la mañana del sábado a un retiro en Inea, en el contexto de los huertos ecológicos. Y junto a esto, van surgiendo muchas iniciativas particulares. Muchos, desde muchos lugares y grupos de iglesia, se están sumando. En el montaje de hoy aparecen desde alumnos de teología de Comiilas a profesores de Málaga, gente de Valencia, Sevilla, la CVX de San Sebastián, amigos de Asturias, vinculados a otras congregaciones religiosas, de muchos lugares…  ¡Esto marcha!
 

Comentarios