Impresiones sobre la Asamblea Mundial de Pax Romana

Del 28 de octubre al 1 de noviembre tuvo lugar en Barcelona la asamblea mundial de ICMICA - MIIC - Pax Romana. Bajo estas siglas aparece un movimiento de Iglesia de dimensión mundial, presente en los cinco continentes y con un compromiso importante en la defensa de los derechos humanos. El título de la asamblea era: "De la indiferencia a la misericordia, ¿Qué nos compromete?", como introducción al tema os propongo ver el vídeo de Gustavo Gutiérrez, uno de los padres de la teología de la liberación y un colaborador incansable del movimiento.
 

 
 
Bajo la dinámica de la revisión de vida: Ver la realidad, Juzgarla desde la perspectiva de Cristo y movidos a Actuar para traer el Reino de Dios hay un conjunto de personas con presencia en organizaciones internacionales como: UNESCO, ONU, Consejo de Europa en Estrasburgo, etc. Pienso que sus fortalezas nos pueden ayudar en nuestra misión, sobre todo en el terreno de la sociopolítica, por otra parte ellos quieren trabajar en el mundo de las migraciones, en el cual nosotros llevamos años poniendo un granito de arena: Valla de Melilla, proyecto de Ragusa, proyecto de la casa Mambré en Sevilla, etc... Creo que sería una buena sinergia tener una mayor relación con ellos a todos los niveles.
 
He tenido la inmensa suerte de poder participar en esta asamblea y presentar la candidatura de Solasbide para integrarse como nueva federación al movimiento y poder conocer la difícil realidad de países como Ukrania con Ulyana, Sri Lanka con Ruki, República Democrática del Congo con Jean Baptiste o Népal con Prakash.
 

 
 
Doy gracias a Dios por este regalazo y en mi corazón me llevo un montón de amigos que deseo algún día reencontrar.
 
Josep M. Valls, CVX en Pamplona