30 septiembre 2016

Asamblea Diocesana en Salamanca

El 8 de septiembre de 2014, fiesta de Santa María de la Vega, patrona de nuestra ciudad Mons. Carlos López, obispo de Salamanca, convocó una Asamblea Diocesana. El objetivo era claro: buscar, todos y juntos, una renovación espiritual, pastoral y estructural de la Iglesia en Salamanca.
 
Han sido dos años de camino, con alegría, esperanza, ilusión… pero también con cierta desesperanza y desmotivación en algunos momentos.
 
La forma de trabajo ha sido muy sencilla. Desde las comisiones creadas al efecto se elaboraban unos cuadernillos de trabajo que cada uno de los más de 200 grupos de asamblea que se constituyeron en la Diócesis rezaba, reflexionaba y compartía. Después, una vez recibidas las aportaciones de los grupos, desde cada una de las comisiones se elaboraba una ponencia que recogía todo lo aportado.
 
Junto a este trabajo, también se han ido desarrollando otras actividades, entre ellas cabría destacar una: “La Iglesia quiere escucharte”, un espacio de diálogo entre la Iglesia, siempre encabezada por nuestro Obispo, con un gran número de sectores de la sociedad salmantina: mundo rural, políticos, mundo del arte, inmigrantes, profesionales de la salud, personas privadas de libertad, empresarios y sindicatos, personas en situación de exclusión… Fueron oportunidades para que voces que habitualmente no lo hacen resonasen en nuestra Iglesia.
 
El pasado 15 de septiembre comenzó la última fase de la Asamblea Diocesana, las sesiones finales. Serán tres semanas (15,16 y 17 de septiembre; 22,23 y 24 de septiembre y 29, 30 de septiembre y 1 de octubre) en las que los 236 delegados rezarán y trabajarán las ponencias elaboradas a lo largo de estos dos años y, finalmente, votarán las propuestas de renovación que se presenten.
 
Toda la Diócesis vive con ilusión y esperanza estos momentos, toda una oportunidad para renovar nuestra Iglesia local a la luz del Evangelio.
 
CVX en Salamanca también está participando de forma activa en la Asamblea. Los tres grupos de vida con los que cuenta nuestra comunidad nos hemos constituido como grupos de Asamblea. Además, varias personas de nuestra comunidad han participado de forma activa en diferentes comisiones. Y ahora, llegado el momento de las sesiones finales, cinco miembros de CVX en Salamanca participan como delegados, sabiendo que una vez allí no hablan como CVX, si no como Iglesia Diocesana constituida en Asamblea.
 
Aprovechamos para pediros vuestra oración por el desarrollo de la Asamblea y por los frutos que de ella puedan salir. Que el Espíritu Santo abra nuestros corazones para acoger el plan que Dios tiene para la Iglesia en Salamanca.
 
Jesús Pombo
Presidente de CVX en Salamanca