Reunión de la Coordinadora Territorial de Castilla y los Presidentes Locales

El sábado 27 de febrero, celebramos en Valladolid la reunión de la Coordinadora de Castilla y junto a nuestro enlace del Consejo Nacional, Roberto Arnaz, invitamos, en esta ocasión, a los Presidentes de las Comunidades que la compone: Burgos, Caná, Galilea, Padre Arrupe, Salamanca y Valladolid.
 
Pendientes del nombramiento de nuestro Asistente, nos acompañó Vicente (Asistente de CVX Valladolid). Agradecerle su presencia y sus acertadas intervenciones. Gracias Vicente.
 
A la vista de la mínima estructura que tenemos como Coordinadora, damos gracias por la historia vivida en estos casi cuatro años, queríamos ahondar en cómo podíamos responder a los retos a los que hemos sido llamados desde CVX España: para facilitar e impulsar la misión, la formación, la comunicación, la colaboración entre comunidades locales y el desarrollo de los Proyectos Apostólicos.
 
La mañana fue una invitación a soñar  la Coordinadora que queríamos y ver que podíamos pedirla, ¡Qué variedad de Comunidades! ¡Qué variedad de momentos vitales! ¡Qué riqueza de Comunidades! También nos encontramos con la dificultad de unir todas estas sensibilidades y disfrutamos de la variedad de sueños que tenemos para nuestra Comunidad.
 
Teniendo en cuenta nuestra realidad, queremos  soñar con una Coordinadora que sea eco y voz de las comunidades, nexo de unión y de información, pero un información rápida y continúa. Visible, referente y facilitadora de encuentros y celebraciones.
 
Una coordinadora de liderazgo y productividad,  correo de transmisión entre todos. Con una misión de servicio a las comunidades locales y al Consejo Nacional.
 
Si las comunidades funcionan, funcionará la Coordinadora. La coordinadora tiene que acompañar, animar, mirar con estrategia y perspectiva, donde las comunidades puedan servirse de ella. Somos comunidades vecinas, hay que celebrar, crecer y soñar juntos.
 
Agradecimos que podamos sentarnos a comer juntos, donde se entablan diálogos más distendidos, se agradece el encuentro personal, se evoca a personas y encuentros vividos…
 
El ratito de la tarde quería ser un recoger conclusiones, propuestas,… se nos hizo muy corto, teníamos que regresar a nuestros lugares de origen,… Ahora es el momento reposar lo vivido para luego poder ponerlo en práctica. Nos traemos algunas pinceladas, sobre cómo podemos seguir avanzando y trabajo para concretarlo.
 
De lo vivido: agradecimiento por el encuentro, por el tiempo y trabajo dedicados, por el cariño puesto en él. Gracias Comunidad.

Feli y Biby

Comentarios