03 julio 2015

Iglesia sin fronteras, madre de todos: XXXV Jornadas de delegados y agentes de pastoral 2015

Los días 4, 5 y 6 de junio tuvieron lugar en San Lorenzo del Escorial las Jornadas de Delegados y Agentes de Pastoral, organizadas por la Comisión Episcopal de Migraciones. 

Tuve la oportunidad de asistir formando parte de la Delegación de Albacete, junto con el Obispo de Albacete, D. Ciriaco Benavente y el Delegado Diocesano de Migraciones, D. José Vicente Monteagudo.
Asistentes con el Cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

Fue una gran ocasión de aprender porque se miró a las migraciones desde diferentes enfoques y desde la experiencia de personas muy cualificadas por su saber y su cercanía la inmigrante.  El Arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Madariaga abrió dando una visión eclesial de las migraciones. Hubo análisis de la realidad migratoria actual, una mesa de Frontera y Mujer. Se compartieron experiencias que se están llevando a cabo en diferentes lugares.


Volví con la sensación de que el Espíritu parece estar soplando en muchos ámbitos para que cambiemos nuestros corazones para que sean capaces de entender al que piensa distinto, para acoger al otro porque en Él acogemos a Jesús que nos dijo que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes  hermanos, conmigo lo hicisteis. Sólo el encuentro con el hermano es el que nos cambiará el corazón. Sólo el encuentro con el otro, el encuentro con Jesús en el hermano es el que elimina prejuicios, el que nos cambia. Tenemos que salir al encuentro, hacer del diálogo nuestro estilo de vida. Para ello es necesario conocer, reconocer y valorar a cada persona. Son muchas las fronteras que hay que superar, de algunas podemos hasta no ser conscientes, como la frontera de la inercia. Es cierto que romper con la inercia nos puede hacer sentir a la intemperie,  pero es justo ahí donde sopla el Espíritu.

 Pilar Turégano, CVX-Albacete