Párate, haz silencio, escucha y reza

La comunidad CVX en Palma ha organizado un retiro para la diócesis de Mallorca el pasado fin de semana del 30/1- 1/2.

En primer lugar destacar que fue una experiencia totalmente nueva para nosotros porque hasta ahora no estábamos involucrados en ninguna actividad de la diócesis. Se conocía tímidamente la existencia de CVX en las instituciones pero pasábamos más bien desapercibidos. Fue precisamente a raíz del contacto del nuevo Vicario Episcopal para la evangelización (un cercano y entusiasta Toni Vadell) con la pastoral del colegio de jesuitas (que está justamente al cargo de nuestro querido Javi Bestard, CVX) cuando surgió la idea: que la CVX organizara un retiro dirigido a la diócesis en clave de EE. 


Por nuestra parte, dedicamos parte de un retiro comunitario a prepararlo y la verdad es que le pusimos ilusión y ganas. Para una vez que nos piden algo a nosotros, ¡era toda una responsabilidad!

Y el resultado fue el que os mandamos en el anexo (horario simplificado), que nos distribuimos de maravilla los 7 miembros de la comunidad, desplazados con las familias respectivas al Santuario de Santa Lucía, en Mancor de la Vall, un pequeño pueblecito del corazón de Mallorca. 

La experiencia fue más que positiva. No fuimos multitudes: unos 17 todo el fin de semana, más 8 personas únicamente el sábado, más 10 niños perfectamente acogidos en un servicio de guardería/talleres con monitores jóvenes de la diócesis. Y parece que la gente quedó bastante satisfecha, incluso con ganas de más (más dinámicas, más tiempo de oración, más ocasiones...). 



Lo importante a nuestro entender es que nos ha hecho crecer como comunidad, sentirnos muy agradecidos por contar con un grupo unido entorno a nuestra vocación CVX. Por otra parte hemos dado un paso en ofrecer nuestra espiritualidad a otros en esta Iglesia (mallorquina) en movimiento, "en salida" y hemos ganado en visibilidad como comunidad...de hecho ya nos han invitado a preparar el retiro del año próximo, a un encuentro de movimientos laicos...¡ya se sabe! 
Habrá que ver a qué nos llama el Señor.

Un abrazo fraterno, más unidos que nunca a toda la CVX.
Patricia Fernández en nombre de la comunidad CVX en Palma.

Comentarios