Dios ha visitado a su pueblo


Lc 7, 11-17
11 Después de esto fue a una ciudad llamada Naín, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud.
12 Cuando se acercaba a las puertas de la ciudad resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; una considerable multitud de la ciudad la acompañaba.
13 Al verla el Señor, se conmovió y le dijo:
- No llores.
14 Acercándose, tocó el ataúd (los que lo llevaban se pararon) y dijo:
- ¡Joven, a ti te hablo, levántate!
15 El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre.
16 Todos quedaron sobrecogidos y alababan a Dios diciendo:
- Un gran profeta ha surgido entre nosotros.
Y también:
- Dios ha visitado a su pueblo.
17 Este dicho acerca de Jesús se extendió por todo el país judío y todo el territorio circundante. 
La vida prevalece siempre porque la muerte no es nada. FRAY MARCOS.
El sufrimiento ha de ser tomado en serio. J.A. PAGOLA.
Todo pasa, la vida es. E. MARTÍNEZ LOZANO.
La fe y las resurrecciones de los muertos. J. E. GALARRETA.