03 diciembre 2012

¿Qué es para ti el Adviento?...



 

¿Cómo lo vives? ¿Qué actitudes deberíamos potenciar en Adviento?... y todo ello desde tu perspectiva de persona vinculada a Cáritas.

Adviento es Esperanza. Por eso es mi tiempo preferido. Ese tiempo en que, como una embarazada en las últimas semanas, se prepara la llegada de lo nuevo. Es tiempo de ilusión, de luz, de cambio.


Pero también es un tiempo algo incómodo. No podemos seguir igual que antes, ya no llegamos a atarnos los cordones de los zapatos, necesitamos ayuda para algunas cosas, y deseamos tanto el alumbramiento que los días se hacen largos y pesados.

Por eso, en este tiempo conviene mantener el ejercicio, el movimiento, seguir caminando. Y caminar en campo abierto, donde se vea la luz del sol y las estrellas y no las luces artificiales.

Caminar buscando algún apoyo, uniendo manos y acompañándonos.

Como María en el Magnificat, con la certeza de que lo nuevo que llega es una auténtica revolución, que dispersará a los soberbios de corazón y enaltecerá a los humildes. Esta es la gran esperanza para los que sufren, la buena noticia.

Una esperanza materializada en el cuerpo calentito de un bebé, frágil, que empleará su tiempo para crecer, que no es inmediata, pero que nos alegra tanto el corazón que nos pone dispuestos a abrigar, a alimentar, a proteger…

Adviento es cuidar la Esperanza, que no nos la roben, que la podamos cantar a otros, que nos contagiemos de la alegría de saber que Dios está de nuestro lado, que es de los nuestros...

Texto de Belén Santamaría (CVX-Salamanca) como responsable de Cáritas Salamanca...