25 octubre 2012

Encuentro de las comunidades de Salamanca y Valladolid


El sábado 20 de octubre celebramos en Salamanca un encuentro de formación para las etapas de iniciación y fundamentación. El encuentro lo organizamos de forma conjunta las comunidades de Salamanca y Valladolid, y a él asistieron 15 personas además de parte de los equipos de formación de ambas ciudades que estuvieron acompañando el encuentro.

La mañana comenzó con las presentaciones de los participantes y unos puntos para la oración, que recorriendo los Principios Generales fueron una invitación a recorrer la propia historia de cada uno y a escuchar cómo resonaba en esa historia y en las búsquedas de cada uno el carisma y el modo de estar en la Iglesia que ofrece la CVX.


Tras el tiempo de oración personal, tuvimos reuniones por grupos para compartir los ecos de la charla y la oración. Un momento para expresar aquellas cosas que "mejor nos suenan" o que más nos hacen vibrar de lo que vamos conociendo de la comunidad.

Y como todo tiempo de convivencia también necesita sus momentos de relajación, la comida y el paseo por Salamanca fueron la oportunidad de irnos conociendo más y compartir de otra forma aquello que nos une y nos hace sentirnos a gusto los unos con los otros aunque nos veamos las caras por primera vez.

La tarde comenzó con los testimonios de Chuchi y Raquel, de la comunidad de Salamanca, que nos hablaron de cómo fueron conociendo CVX y de su proceso de crecimiento hacia el Compromiso Permanente. Su testimonio fue también la excusa para iniciar un tiempo de diálogo, dudas y preguntas sobre CVX y cómo es el funcionamiento de la comunidad en su día a día.

Una pequeña evaluación puso el broche final al día. Y si algo sobresalió sobre todo, fue el agradecimiento por la oportunidad de compartir el día unos con otros y por haber podido conocer un poco mejor lo que es CVX. Sin duda ha sido un momento importante para las personas que acudieron al encuentro en su proceso de crecimiento de CVX. Pero también para las comunidades de Salamanca y Valladolid ha supuesto un momento de gracia por lo que ha supuesto poder mostrar lo que es CVX a quienes se han ido acercando a nosotros estos últimos años, por lo que están aportando en nuestras comunidades, y por haber podido poner en marcha esta colaboración en la misión desde la sencillez y lo que cada comunidad ha podido aportar.

El encuentro tendrá una segunda parte el 20 de abril -esta vez en Valladolid- en la que intentaremos seguir profundizando en el carisma de CVX y lo que significa ser Cuerpo Apostólico. Que ojalá estos encuentros sean "como un cacahuete salado -como decía una de las participantes sobre su impresión de CVX- que una vez que pruebas uno, ya no puedes parar de comerlos"