Muere un joven de Costa de marfil en Málaga


Son muchos los dramas que, como éste, nos asaltan cada día, pero justo unos días después del Congreso Europeo de Migraciones celebrado en Málaga, donde CVX se ha hecho presente, un joven de 20 años muere atropellado al caerse de los bajos del camión en el que viajaba escondido.
Los diarios locales nos cuentan su dramática historia.

El joven que murió tras caer de un camión solicitó asilo al Gobierno
Huyó de Costa de Marfil para evitar ser reclutado como niño soldado

EP / MADRID

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) aseguró ayer que el joven inmigrante muerto tras caer de los bajos del camión donde viajaba escondido tenía admitida a trámite la solicitud de asilo en España, petición que cursó tras huir de Costa de Marfil para evitar ser reclutado como niño soldado. La organización afirma que pese a tener autorización de residencia, "se le había impedido entrar en territorio peninsular".

En concreto, CEAR explica que Abdoulaye Kone, de 20 años de edad, llegó a España desde Costa de Marfil, de donde huyó "después de que su madre fuera asesinada y de haber sido secuestrado y preparado para ser niño soldado por un grupo armado". Presentó solictud de asilo en octubre de 2009 y desde entonces, residía en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta.

La solicitud fue admitida a trámite, por lo que el joven recibió una autorización de residencia en España que le daba derecho a desplazarse libremente por todo el territorio nacional. Sin embargo, como él mismo denunció ante las autoridades españolas, la Delegación del Gobierno en Ceuta le impedía trasladarse a la Península. Por este motivo, Abdoulaye Kone se escondió de polizón en los bajos de un camión para abandonar el continente africano. Sin embargo, se cayó con el vehículo en marcha. Falleció el pasado lunes en la AP-7 a su paso por la localidad malagueña de Manilva. Según CEAR, no es la primera vez que a los demandantes de asilo de Ceuta y Melilla que tienen la solicitud admitida a trámite se les impide viajar al resto de España. "Tras las quejas de los interesados, de CEAR y otras organizaciones sociales, el Defensor del Pueblo pidió información a la Administración sobre dicho impedimento de viajar a territorio peninsular español, y concluyó que sus explicaciones no eran suficientes para impedir la libre circulación dentro del territorio nacional de los solicitantes de asilo que han visto admitida dicha solicitud", explica la organización.

Por ello, CEAR pide que las autoridades actúen "inmediatamente para que no siga siendo vulnerado el derecho fundamental de los solicitantes de asilo que se encuentran en Ceuta y Melilla a la libertad de circulación por todo el territorio nacional". La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón, lamentó la muerte del joven y explicó que los CETI "no son cárceles" y las personas allí alojadas "entran y salen" libremente, de forma que "aunque se extreman las precauciones la seguridad cien por cien, no existe".