Haití, pobre y azotada


El terremoto asola un país con un 80% de la población bajo el umbral de la pobreza

Un seismo de 7 grados de la escala Richter sacudió a última hora de ayer Haití, el país más pobre de América, con consecuencias potencialmente "catastróficas", aunque todavía poco conocidas dado que las comunicaciones con el país están cortadas. Según el departamento de Estado norteamericano, se esperan muchos muertos.
Los medios estadounidenses son los que más información están brindando acerca de lo sucedido en Haití, que en un principio disparó un alerta de tsunami en ese país, Cuba, República Dominicana y las Bahamas, aunque unas dos horas después fue retirada por el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico.
Un boletín del centro localizado en Hawai indicó que pasadas al menos dos horas del terremoto y si no se han producido olas destructivas, "las autoridades locales pueden asumir que la amenaza ha pasado".
El terremoto se produjo a las 21.53 GMT y el epicentro fue ubicado 15 kilómetros al sudoeste de Puerto Príncipe, la capital del país. Posteriormente se sintieron tres réplicas menores de 5,9, 5,5 y 5,1 grados, de acuerdo con el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS). Muchos de los edificios públicos se han derrumbado, incluyendo el Palacio Nacional, que alberga la Presidencia, según la televisión de Haití. El presidente, Rene Preval, y la primera dama, Elisabeth Debrosse Delatour, están a salvo según el embajador haitiano en EEUU, Raymond Alcide Joseph. Un periodista también señaló que se habían derrumbado los edificios del Ministerio Finanzas, Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Comunicación y Cultura, el Palacio de Justicia y la Escuela Normal Superior " El periodista también dijo que el Parlamento y la catedral de Port-au-Prince se habían derrumbado.Por el momento, testigos han informado a Reuters de que hay un número indeterminado de personas fallecidas y heridas bajo los escombros de los edificios derrumbados.

Más info aquí.
Ayuda a través de Cáritas aquí o entreculturas aquí.